Peri贸dico Ecos

POPULISMO


Estimado Sr. Gordillo:

 

 

 

 

Siento que sería muy útil que nos interesáramos en saber lo más que fuera posible acerca del populismo y de sus consecuencias; no tener un concepto claro, completo y verídico de ello puede llevarnos a tomar decisiones erróneas, mismas que puede tener consecuencias graves e irreversibles como está sucediendo en algunos países de la región.

Por lo pronto, como aportación expondré a algunos presidentes caracterizados por practicar el populismo en sus respectivos países: Juan Domingo Perón como todo mundo sabe en Argentina, Fujimori en Perú, Hugo Chávez en Venezuela, y desde luego a quien le han llamado rey del populismo Donald Trump,  en los Estados Unidos y en el Reino Unido con el Brexit.

Partiendo de este recorrido histórico podemos decir que el populismo presenta los siguientes elementos de manera inconfundible:

1.- una cierta devoción al líder.

2.- un discurso comunicativamente sencillo. Especialmente se explica la realidad en términos dicotómicos: elite-pueblo, buenos-malos.

3.- Una relación cercana entre el líder y/o el partido y los votantes, al margen de cauces institucionales.

4.- La creación simbólica para su narrativa de adversarios, a los que combatir externos o internos.-

Una monopolización del concepto pueblo o nación y un posicionamiento como outsider, al menos hasta la conquista del poder.

Líder, narrativa dicotómica, solución sencilla y concepto de pueblo son elementos clave en la concepción del populismo como estrategia.

La  lógica de la acción política con la que combate el populismo no es otra cosa que la del  elitismo, una percepción de la realidad cuya premisa es mantener el status quo (el establishment de las élites, en términos del populismo).

Qué coincidencia que en los  países mencionados se han visto envueltos en graves y muy serios conflictos políticos, económicos y sociales que a medida de que pase el tiempo se irá haciendo más difícil su erradicación y se corre el riesgo de llegar a extremos dictatoriales.

Atentamente

 

Dr. Arturo Aguilar