Periódico Ecos

AFORES BILLONARIAS


AFORES. No es pensión digna… y a la mayoría se le negaría.

Casi 25 años de trabajar cotizando en una Afore se requieren, como mínimo, para tener derecho, además de contar mínimo con 65 años de edad, a recuperar el dinero acumulado en el Sistema de Ahorro para el Retiro.

De acuerdo con el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), de la Generación de las Afores, afiliados al IMSS (Régimen de Ley 1997), sólo el 23.9% estaría en condiciones de acceder a una pensión al cumplir los 65 años de edad. El 76.1% restante no cumpliría con el requisito de cotizaciones y no tendría derecho a pensionarse. 

¿Dónde quedaría el dinero que no se devolviera al 76.1% de los trabajadores que cotizaron a las afores? De acuerdo con las cifras que para este año se manejan, estaríamos hablando de billones, no de millones o miles de millones, si: de BILLONES de pesos. ¿Se lo quedarán las Afores (sistema financiero nacional e internacional)? ¿Se lo quedará el Poder Ejecutivo Federal, la CONSAR acaso? ¿Ambos? … ¿Es justo que se prive a los trabajadores del ahorro de casi un cuarto de siglo, por poco que, individualmente, sea? De por sí las pensiones a obtener con este sistema no son, ni con mucho, dignas; y todavía se las quitan a casi 3 de cada 4 trabajadores: la Generación de Afores sería, así, une generación de ancianos pobres, si no se hace algo al respecto.

¿Ahorro voluntario? ¿Con la política de sueldos y salarios bajos? ¿Qué porcentaje de los que pagan cuota de seguridad social tienen un ingreso digno, suficiente y que le permita ahorrar? 

En el sistema anterior de pensiones (Régimen de Ley 1973), que era un sistema de Cuenta Común, para tener derecho a pensión se requiere, además de contar con 60 años cumplidos, haber cotizado 10 años cuando menos. Para el Régimen de Ley 1997 o de Afore, que es de Cuentas individuales o Personales, sería de esperar que a los trabajadores se les diera la pensión sin límite mínimo de cotizaciones, o que se le diera a esposa(o) o concubina(o) al fallecer el trabajador (aun cuando tuviera menos de 65 años y no estuviera pensionado).

Creo que, sin ser esta la solución total al problema, en algo ayudaría a lograrla.

Saturnino Castro