Periódico Ecos

PLATICAME UN LIBRO


PLATÍCAME UN LIBRO 

Hay libros que deberían leerse, entre otros muchos,  antes de morir.   

La lectura es nuestro  pasatiempo favorito. Creemos  que realmente puedes  perderte,  en una novela, durante horas y horas.

Hemos leído muchos de los libros más importantes de la historia, pero estos  favoritos, recomendaríamos  a los  amigos.

Libros que pueden ser leídos una y otra vez. 

 "Si uno no puede disfrutar  al leer un libro una y otra vez, no tiene sentido leerlo en absoluto". Escribió Oscar Wilde.

Enseguida siete títulos y ligero comentario, como antaño, con  nuestro hermano y colega Alberto Ramírez de Aguilar, allá por los años sesenta, hacíamos en televisión. “Platícame un libro” se llamaba el programa.

De  Harper Lee  Matar a un Ruiseñor

Si quieres entender la historia racial profunda y dolorosa de América, no puedes hacer nada mejor que leer esta novela inspiradora, conmovedora e incluso humorística. 

Siempre que leemos  esta historia, imaginamos  cómo se  habría reaccionado ante la situación que se produce en esta novela. 

Publicó George Orwell - 1984

No somos  muy políticos, para ser honestos, pero este libro realmente  hace sospechar de la sujeción de los gobiernos invasores. De vez en cuando lo leemos  de nuevo para darnos cuenta de la realidad en la que vivimos. 

Escribió J.R.R Tolkien - El Señor de los Anillos

Es un viaje épico  que llena la mente inquisitiva de aventura y fantasía.

La colección de héroes y villanos en esta vasta trilogía laberíntica siempre  da una emoción para pensar. La historia merece ser leída por lo menos dos veces.

De  F. Scott Fitzgerald - El Gran Gatsby

La edad de los años 1920 del jazz de América es uno de las más intrigantes de todos. El mundo estaba realmente de cambio en aquellos días. Difícil de imaginar ahora a menos que leas este maravilloso libro.

En última instancia, es una historia sobre el amor - como muchos de las favoritas. 

Jane Austen - Orgullo y Prejuicio

Diríamos también que “Me enamoré de esta gran pequeña novela cuando era un joven, pero a lo largo de los años me he dado cuenta de que no entendí la sutileza de los personajes y sus acciones formalizadas”.

Sólo ahora, en los años más maduros, realmente apreciamos cada pequeño detalle de esta obra maestra de la edad de oro de la novela. 

Anne Frank El  Diario de Ana Frank

Ana Frank era una señorita tan maravillosa, y su trágica historia narrada en su diario, mientras se esconde de los nazis en Amsterdam, son imposibles de dejar de leer una vez que comienzas la primera página.

Sólo puede  admirarse la fortaleza y el espíritu que Ana mostró. Y  llorar ante el horror de una guerra que destruyó locamente a esos ángeles tan preciosos. Siempre, siempre nos  recuerda cómo es el odio de destructivo. 

Louisa May Alcott- Mujercitas

Esta es otra historia favorita de la mayoría de edad que recuerda las luchas de las cuatro hermanas  que a medida que crecen ayudan a medir hasta dónde hemos  llegado en el propio viaje.

Son breves. Muy breves semblanzas. Para interesarte en la lectura, en general. Luego habrá más. 

Carlos Ravelo Galindo, afirma:

craveloygalindo@gmail.com