DECEPCIONANTE: EL TEATRO DE LOS COPACI

Estimado Sr. Gordillo:

Le agradezco publique este comentario que concierne a todos los miembros de los Consejos de Participación Ciudadana donde se distribuye su periódico. 

Hace un par de semanas que la presidenta municipal convoco una sesión de Cabildo en el Parque Naucalli.

Con su tradicional hora de retraso (propia de los que se marean con el poder), inician la sesión solemne donde nos tomaron protesta a todos los miembros de los Consejos de Participación Ciudadana de nuestras respectivas colonias.  En un orden casi teatral se incluye en la presentación discursos de miembros de comunidades indígenas y Mujeres representantes  de algunos Consejos de participación Ciudadana. 

Lo teatral viene por lo siguiente. Meses antes el municipio ya hizo su plan de gobierno con los COPACIS anteriores, personas que no estuvieron en esta sesión. Con unas encuestas burdas el municipio pretende cumplir con la obligación constitucional de la participación ciudadana.  Inclusive cuando uno lee el contenido de las encuestas y el resultado del plan, no encuentra una relación entre ellos. 

El municipio hizo mal en no hacer sus compromisos con los miembros actuales de los Consejos de Participación Ciudadana. Está haciendo las cosas para salir del paso y de una forma poco seria. 

El Gobierno de Naucalpan tiene que entender que el municipio cuenta con una de las poblaciones mejor educadas en el país. Si quieren que las cosas cambien van a tener que cambiar. Como miembro de un COPACI, les expreso mi decepción por la forma en que se integró el plan de desarrollo municipal. 

Ninguno de los objetivos del plan es medible. Ninguno.  Las líneas de acción no tienen un vínculo directo con los objetivos y mucho menos una asignación profesional. Un plan sin objetivos medibles carece de compromiso de gobierno.  El plan no refleja un conocimiento del municipio. Pudieran cambiar el nombre de Naucalpan por el de Azcapotzalco que daría lo mismo en su elaboración.  No se indica si van a disminuir la delincuencia en Satélite o en el Molinito, o si van a ordenar el comercio en San Bartolo o en San Mateo.  Juntar estadísticas desde un escritorio no te hace planificador. El conocimiento del Municipio se logra viviendo y trabajando en él. No es un asunto de estadísticas hay un tema de experiencia y de conocimiento empírico que le da sentido a los datos. Hay otros elementos en el plano municipal ausentes en el documento. 

Hubiera sido muy recomendable que hicieran el documento apegados al marco normativo y basados en los principios de rendición de cuentas.  Era urgente que incluyeran al menos una línea de acción clara que tocara el tema de la corrupción en las policías. Es un asunto de interés general y lo ignoraron.  La falta de compromisos palpables en el plan no es un problema de conocimiento si no de voluntad política. Como empleados nuestros esperaríamos una pronta respuesta de los resultados que tendrían previsto dar con el dinero que reciben de nuestros impuestos.  Estas deben de ser las reglas entre los ciudadanos y sus subordinados en el gobierno.

Gabriel Santillan 

pablogabriels@gmail.com