AFRENTAS A LA PRENSA  

Con el valor usual de su conducta el  presidente del respetado y respetable Club Primera Plana, don José Luis Uribe Ortega, externó frente a diaristas de la República  Mexicana asistentes la Asamblea General Ordinaria de nuestra Institución, puntos de vista  que reprochan al gobierno sus afrentas a la prensa. 

El 26 de abril de 2019. A las doce horas, en Humboldt 5, colonia Tabacalera, sede de la agrupación periodística, deploró:

“Seguimos inmersos en  una cultura  política  basada  en  el  clientelismo,  la mentira, el engaño, la amenaza  y  la violencia como modo de control social y político.

Es indudable que en las últimas décadas, en nuestro país, lo único que ha crecido es la pobreza y la desigualdad”.

Sin lugar a dudas que la nueva administración gubernamental, con su autoproclamada  Cuarta Transformación, en los primeros 120 días ha dejado una cauda de desempleo para nuestro gremio, lo que ya afecta la  sobrevivencia de muchos colegas, producto del alto índice de despidos masivos que nos encamina, aún más, a un espectro siniestro  de escasez  de espacios para los comunicadores   y empuja a  la gran mayoría de nuestros compañeros a la   pobreza  crónica.

A pesar de falsas promesas de campaña no se vislumbran  resultados sólidos, congruentes y comprometidos para superar los escollos económicos, de inseguridad, de corrupción e impunidad que enfrentamos los mexicanos, lo que, incluso, nos podría conducir a una confrontación social de manera irreversible.

Seguimos inmersos en  una cultura  política  basada  en  el  clientelismo,  la mentira, el engaño, la amenaza  y  la violencia como modo de control social y político.

Es indudable que en las últimas décadas, en nuestro país, lo único que ha crecido es la pobreza y la desigualdad. 

Las condiciones a las que está sometida la actividad periodística, no sólo son producto de la violencia que en ocasiones llega al asesinato que ensombrece a todo el país.

Aunada a la patética situación económica y laboral en que sobreviven los colegas que tienen la fortuna de seguir en su  labor, pero sin seguridad, sin prestaciones sociales. Salarios precarios y eventuales.

Solo  la incertidumbre.

Para los medios en general, el panorama no es distinto, lo que queda de manifiesto con la desaparición de cientos de ellos en todo el país. 

Ante esta preocupante realidad es que el Club Primera Plana, exhorta a todos sus integrantes, a mantenernos unidos y evitar distanciamientos personales que sólo conducen al debilitamiento de nuestro querido organismo.

El Comité Ejecutivo, se compromete a seguir en la lucha por alcanzar mejores estadios,  e intransigentes defensores de  las libertades de Prensa y Expresión, así como la incondicional defensa de sus derechos e  integridad de  socios y colegas en general, siempre fundamentándonos en nuestro estatuto que marca de manera puntual los lineamientos que rigen a nuestra organización.

En lo que corresponde a los trabajos desarrollados en un año, destacó que con creatividad y un alto sentido de compromiso de buen manejo de los recursos, se ha logrado mantener un  nivel de respeto y posicionamiento del Club Primera Plana, a pesar de las difíciles condiciones por las que atraviesa el país y nuestro gremio.

Los retos se han convertido en logros que cuentan no sólo con el reconocimiento gremial, si no de sectores como: el académico; el político, el social y el cultural del país.

Impulsar actividades extramuros de manera exitosa consolida la imagen institucional de nuestro organismo y fortalece su sentido de pertenencia.

Sumamos a estas gestiones el contar con espacios externos.

Y, con justa razón, se ufanó  de mantener con buena salud financiera al CPP, lo que da viabilidad y certidumbre a  programas y proyectos. 

El secretario general licenciado Virgilio Arias Uribe levantó el acta general.

Carlos Ravelo Galindo

craveloygalindp@gmail.com