CHIRIGOTEANDO

AMIGOS:

El pasado jueves 24, en el Centro Cívico, el presidente Arq. Cuauhtémoc Rodríguez Gracia de la Asociación pro Las Torres, rindió su informe anual de labores y, como ya es costumbre, fue ocasión también para entregarle la medalla honorifica al Lic. Galo Ricardo Blanco Mateos (RIP) y, como marco a este evento se nos obsequió con un rico almuerzo, y después de éste tuvo lugar la ceremonia mencionada. A decir verdad fue un acto significativo, lleno de simbolismos y muy concurrido.

NO PUEDO aceptar, que toda la gente que se citó, en esta ocasión, no siga enamorada de Cd. Satélite y que no esté en la mejor disponibilidad de realizar todo lo que fuera necesario con el propósito de rescatar nuestro querido hábitat del total desorden: edificios de todos tamaños de todos los giros entrelazados con casas habitación unifamiliares, alumbrado público panteonero,  calles bombardeadas, camellones, baldíos, parques y jardines confundidos con pastizales, ambulantaje a todo lo que da, zonas residenciales convertidas en comerciales, calles protestando porque ya no soportan la severa angustia de vivir bajo el peso de los millares de automóviles al ser convertidas en jugosos negocios de los “viene. . .viene” ( estacionamientos). Un aspecto muy relevante y que en gran parte angustia a los habitantes de Cd. Satélite, es la creciente inseguridad que ha obligado a varios cambios en sus hábitos. 

PARRAFO especial merece la mega esquina formada por las desembocaduras de los circuitos Economistas y Novelistas, precisamente donde se encuentran Puerto Madero y Las Pampas, y para acabarla de joder un sitio de taxis se le ocurre instalarse, justamente en el retorno, lo que sin exageración alguna, esta zona resulta la más complicada para circular, máxime por las noches entre tinieblas. Ante tanta problemática que durante décadas, muy a pesar de más de 60 años de una asociación que si debemos decir la verdad, salvo muy raras excepciones sus directivos solo se han servido de ella y, olímpicamente se han olvidado de los colonos y de cuidar de sus legítimas ilusiones de una mejor manera de vivir.

POR QUÉ no,  ante el panorama presentado en párrafos anteriores los colonos decidimos que aún es tiempo para unirnos desinteresadamente, con el único propósito de demostrar a propios y a extraños de lo que somos capaces los “sateluco@s” de elegir a los mejores que cuiden con verdadero interés y amor por las más altas ambiciones de toda la comunidad. Mientras tanto SI QUEREMOS LA PAZ TRABAJEMOS Y OREMOS POR LA JUSTICIA y hasta la próxima chirigoteada amigos. Yorygodman@hotmail.com