5 MOMENTOS MÁS DIFÍCILES

Decir la verdad no es arrogancia

El presidente de México enumeró esta mañanera  los cinco momentos más difíciles en lo que va de su gobierno:

El “que más nos afectó”, la explosión en Tlahuelilpan,  Hidalgo, donde murieron 137 personas.

Dijo que el segundo caso fue la “amenaza unilateral de imponer aranceles a las mercancías mexicanas”.

Consideró que en tercer lugar  en, Culiacán, Sinaloa, una “guerra de cuatro horas”, en la que se tomaron “decisiones en circunstancias difíciles”.

En cuarto lugar “la lamentable tragedia de la familia Lebarón“. Tres mujeres y seis niños perdieron la vida. “Todo eso fue muy fuerte”.

El quinto otorgar el asilo en México al expresidente de Bolivia, Evo Morales, decisión apegada a nuestros principios.

Y aceptó que hay asignaturas pendientes como la inseguridad y la violencia“, que “se dejaron crecer mucho”.

“Sostengo mi optimismo en lo que percibo. En lo que recojo de la gente.  Hay muchas esperanzas en el pueblo”,  para  tener “un año más  y  dejar sentadas las bases de la transformación del país“.

Con sencillez y humildad lo reconoce el señor de Palacio Nacional.

En muchas ocasiones despreciamos a los demás por creernos superiores, más bellos, más inteligente o simplemente porque no nos sirven para alcanzar nuestros propósitos.

Carlos Ravelo Galindo

craveloygalindo@gmail.com