CHIRIGOTEANDO

AMIGO:

Sin ningún esfuerzo, bien se pude concluir en que una de las principales carencias de Andrés Manuel, es sencillamente un poco de amor por todos los gobernados-mexicanos/nas: Si tuviera, por lo menos un poco de amor, podríamos vivir con la seguridad que a nadie le faltaría, desde el servicio más simple hasta el más complicado y los medicamentos necesarios para la salud del pueblo, principalmente de los sectores marginados. 

CIERTAMENTE, a Andrés Manuel le falta un poco de amor a todos los gobernados (das), a la igualdad, a la justicia, a las leyes, a la verdad, a la legalidad, a la rendición de cuentas y al progreso. No cabe la menor duda que para dedicarse a la carrera de político es indispensable contar con la vocación y con mayor razón cuando ese político aspira a ocupar el puesto máximo en la Res pública, como es el caso de López Obrador. Gracias a la democracia que los odiosos neoliberales-corruptos habían conservado hasta el 1 de julio de 2018, lo que hizo que, sin ninguna dificultad, con 30 millones de votos preñados de esperanza y de fe hicieran posible su llegada a la meta que de seguro se había forjado desde niño. Andrés Manuel López Obrador ya está en el pináculo del poder omnímodo, ahora lo que esperamos sus votantes y los que no votaron por él es que cuanto antes empiece a demostrarle al país y al mundo entero que, la presidencia le quedó a la medida; digo esto, porque desde el momento en que juró ante el Lábaro Patrio: “respetar y hacer respetar la Constitución y a las leyes que de ésta emanen. . .”, ha dejado mucho por desear su actuación: es más, esta es la hora que no sabemos bien a bien hacia donde lleva al país, AMLO. Habemos muchos paisanos que no entendemos sus programas, y menos sus intenciones, así como tampoco  su proyecto de nación. Mientras tanto SI QUEREMOS LA PAZ TRABAJEMOS Y OREMOS POR LA JUSTICIA y hasta la próxima chirigoteada amigos. Yorygodman@hotmail.com