CHIRIGOTEANDO

AMIGOS:

¿Quién de mis cinco lectores no echa de menos lo que hasta antes de los años ochenta o noventa significó para el ejercicio de la política nacional la Secretaria de Gobernación, sobre todo en el tema de la seguridad nacional, de la investigación, en suma del gobierno interior? De Gobernación dependían los dos organismos de inteligencia civil del Estado: La Dirección Federal de Seguridad (DFS) y la de Investigaciones Políticas y Sociales (IPS). La DFS fue pervirtiéndose hasta convertirse, en los años ochenta, en protectora de organizaciones criminales. El Cisen, organismo que reemplazo a la DFS y a IPS reportaba a los Pinos; desapareció la subsecretaria de Comunicación Social de Gobernación y sus funciones se trasladaron a la Presidencia de la República, esto en el sexenio de Salinas de Gortari. En el sexenio pasado con Miguel Osorio Chong, hubo un breve intento de restablecer sus viejas atribuciones, incluso más al hacerla responsable de la seguridad pública. 

HOY la SEGOB no es sino una desdibujada caricatura de lo que fue, ha sido despojada de sus principales responsabilidades y organismos: el Centro Nacional de Inteligencia (antes Cisen), ahora le reporta a Alfonso Durazo. Mientras Gobernación agoniza, su titular, Olga Sánchez Cordero pierde una a una sus batallas ante la sapiencia incontrolable del presidente. La joven Secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana recibió la Coordinación de Protección Civil, el sistema penitenciario federal y el Centro Nacional de Desastres; formalmente tiene a su cargo la Guardia Nacional, aunque su integración y mando son militares. Lo que sucede en Gobernación es un triste ejemplo del desorden administrativo que caracteriza a este gobierno.

LA DELINCUENCIA está tan envalentonada que ni al gran jefe de la oficina de la Presidencia respeta. Razón por la cual el señor Alfonso Romo se vio obligado a presentar un llamado de alerta en el sentido de que, “algunas personas se están haciendo pasar por él y por integrantes de su equipo para solicitar aportaciones ya sea en efectivo o en especie para proyectos. Por ello el funcionario exhortó, encarecidamente, a la comunidad a denunciar éstos actos, ya que se trata de fraude, corrupción y extorción por parte de terceros, ajenos a la administración pública federal”, advirtió. Mientras tanto SI QUEREMOS LA PAZ TRABAJEMOS Y OREMOS POR LA JUSTICIA y hasta la próxima chirigoteada amigos. yorygodman@hotmail.com