LOS NACIMIENTOS

CUARTA Y ÚLTIMA PARTE

Recuerdo que en un tiempo, allá en ese pintoresco pueblo de Patamban el de la fiesta en honor a Cristo Rey que es la fiesta más visitada de la región, el entonces Párroco de ese lugar, el Sr. Cura Gonzalo Álvarez Ruíz, tuvo a bien, ya para fines de Noviembre hacer un nacimiento de un gran tamaño que era muy visitado. Lo hacía en una gran área de su casa y ponía alrededor de los focos de la casa faroles de papel, las plantas de las macetas igualmente las adornaba con algo distintivo de la época y en sí toda la casa quedaba muy digna de verse, es el nacimiento más grande y mejor hecho que he visto. Todo el tiempo que estuvo como párroco de Patamban hizo nacimientos que fueron visitados por personas de varias poblaciones, pero además muchas familias del lugar hacían sus nacimientos hasta que esa tradición decayó y fue hasta hará un unos 10 años  que algunas familias les dio por nuevamente hacer su nacimiento a sugerencia del entonces párroco.

En el nacimiento que menciono se podía apreciar la ermita y afuera el ermitaño, un río con  su respectivo puente peatonal, una estrella que guiaba a los reyes que iban en camino; los mismos tres reyes que al principio se ponían en lo más alejado del pesebre y se les iba recorriendo conforme pasaban los días, un estanque en donde había peces, patos y algunas otras aves, un área donde los pastores tenían a sus ovejas pastando, unas cabañas en donde afuera se veían fogatas en la noche se prendía el foco y se veían muy bien y adentro de alguna cabaña se podía ver a una señora en su cocina y para esto se hacía una chimenea de esas que por un lado tenían un fogón y además se tenía un trastero con cazuelitas, ollas, cantaritos y otras,  todo de barro. Si no estoy mal, un tiempo el nacimiento se hizo en la calle 

Un nacimiento como el que menciono se puede hacer en la plaza de las poblaciones con figuras que tengan proporción y todo es cuestión de echar a andar la imaginación para hacer un nacimiento grande y vistoso, las regidurías de educación y cultura y la respectivas direcciones, así como las casas de la cultura, podrían promover este tipo de nacimientos y, por supuesto, hacer uno grande en la plaza.

Para finalizar, viene a mi mente otro nacimiento muy bien hecho que hacía la familia Mariscal Rodríguez allá en la casa ubicada en Pino Suárez y Michoacán, el mismo lo hacían en la habitación que da a la calle. La señora de nombre Raquel Rodríguez, además ofrecía a los asistentes ya fuera ponche, atole y tamales o algo propio de la época, era  bonito y de buen tamaño el nacimiento que uno podía admirar.

Compilación: Diciembre en Las Tradiciones  Populares- SEP y Folleto del Sr. Cura Gonzalo Álvarez Ruíz.

EVERILDO GONZÁLEZ ÁLVAREZ

evgonl@yahoo.com.mx