CHIRIGOTEANDO

AMIGOS:

Médicos, enfermeras, paramédicos, camilleros, personal de limpieza, etc. manifestándose inconformes porque no obstante estar exponiendo sus propias vidas y las de sus familias, no disponen de los equipos protectores con oportunidad ni en cantidad y no siempre con la calidad requerida. Los bonos que les ofrecieron pasan días y no los reciben. Mientras tanto, el Covid 19-21 sigue su letal camino implacable: Cobrando a diario miles de vidas. Yo, desde mi modesta postura les hago un respetuoso recordatorio: Busquen motivos para permanecer en casa el mayor tiempo posible. Guarden en todo momento y en todo lugar la sana distancia. El cubre boca, aunque no  guste  usarlo permanentemente aunque  todos los demás anden sin el salvavidas = cubre bocas y, por último, mantener siempre las manos limpias y perfectamente desinfectadas con gel antibacterial.  Estas recomendaciones las hemos escuchado hasta el hastió, pero en vista  de que ya mucha gente no las observa, quizá a ello se deba el repunte del Covid 19-21.

¡EL MEJOR negocio!: IMPUESTOS prediales sin ser cubiertos por millones de mexicanos por diversas razones: Algunos porque las propiedades que tienen no están a su nombres, por increíble que parezca no hacen sus escrituras. La razón que argumentan es lo que cuesta, pero también porque tienen deudas  y no quieren que ellas se quieran cobrar con sus casas o terrenos o autos. Aunque la principal razón es porque saben que no va a pasar nada y más bien al contrario, hasta les conviene, pues se irán acumulando los intereses y luego, sí y solo si los cachan, entonces ofrecerán negociar. En esas negociaciones, según explica David Páramo, el SAT, con tal de recuperar  algo acepta pagos del  20% del total del adeudo y condona el 80%.

ASI LAS cosas entre nosotros. Las personas se cuelgan de la luz o se amparan para no pagarla, como el medio millón de tabasqueños que hasta 2019 no había cubierto su consumo desde 1995 a los que el Presidente los premió condonándoles  la deuda, y aun así insisten en que no pagaran, dando el mal ejemplo que ya se está replicando en otros lugares. Tampoco pagan el agua, prefieren hacer colas por varias horas para explicar o pedir renegociar. No pagan la renta. Ponen excusas y piden plazos. No pagan sus cuotas de mantenimiento en los condominios donde viven. No pagan las colegiaturas de sus hijos en las escuelas y además se enojan cuando ya no se los quieren recibir. Esto nada tiene que ver con la falta de recursos, porque lo hacen por igual los ricos que los pobres, tiene que ver con que pagar no gusta. Así de sencillo. En nuestra cultura pagar no gusta. Que paguen los otros, que sean los demás los que hacen lo correcto, lo legal, lo justo, lo moral, como dice la dirigente de un partido que, según nos habían dicho, sería diferente porque haría lo correcto, lo legal, lo justo, lo moral, palabras de sobra manoseadas porque las escuchamos casi a diario pero qué lejos están de practicarlas. Mientras tanto SI QUEREMOS LA PAZ TRABAJEMOS Y OREMOS POR LA JUSTICIA y hasta la próxima chirigoteada amigos. yorygodman@hotmail.com