CHIRIGOTEANDO

AMIGOS:

Ciertamente creo que el político más publicitado en las semanas más recientes, sin duda alguna ha sido el candidato al gobierno del Estado de Guerrero, el insigne senador morenista, don Félix Salgado Macedonio. No ha habido un solo medio que no comente esa candidatura, para bien o para mal. Y con mayor razón está a flor de labios de todas las mujeres, incluyendo las mujeres de su mismo partido el de la 4T.  Es de esperar tenga un segundo de lucidez y Macedonio decline finalmente su tormentosa candidatura.  Así se les dará a los millones de mujeres un poco de esperanza de que ya empiezan a tomarlas en cuenta. Pero si se sale con la suya será un gobernante repudiado por las mujeres del mundo, no solo por las de México. Este es un tema que ha trascendido más allá de los límites nacionales. Hoy es 9 de marzo y quizá cuando estas líneas vean la luz muy probable es que las cosas hayan cambiado de rumbo.

ALGUNAS puntadas del Coronavirus, según advirtió el Save the Children: agudizó la situación de niñas y adolescentes mujeres que ya era compleja antes de la pandemia. Riesgo ante la violencia, el matrimonio infantil, las uniones informales, los embarazos tempranos y el trabajo infantil son algunos de los temas que preocupan a la organización de protección de los derechos de niños. La gran verdad es que, en México, siempre han estado los derechos humanos, en general y particularmente, los de las mujeres y los de los niños, muy marginados. Con el actual gobierno, ya no digamos. Ni de chiste podríamos decir que en la agenda presidencial figura la protección de los Derechos Humanos, máxime si tomamos en cuenta que se puso al frente de ellos a una persona, a todas luces, plagada de incapacidades y notoriamente sin la menor experiencia.

CAMBIOS: La sociedad enfrenta cambios y trasformaciones en todos los ámbitos: en la religión, en la política, en las relaciones sociales, en la cultura, en las comunicaciones, en el modo de relacionarnos (pandemia), etc. Tales cambios se reflejan en los usos y costumbres de las personas, las mentalidades que se plasman en plataformas virtuales que pretenden hacerse oír y demandan la atención ante las opiniones liquidas que presentan con énfasis. Para aclarar todas las opiniones e identificar las necesidades reales de las personas, la Iglesia cuenta con la organización pastoral desde donde acciona mecanismos que buscan entender a los diversos sectores que forman una diócesis. Una de las herramientas más atinadas para poder escuchar y discernir la realidad y los sentires de la comunidad, es el llamado análisis de la realidad. Herramienta pastoral eficiente para acercarnos directamente a los sentires de nuestro pueblo.

URGE: que los que forman la Iglesia fijen los ojos en la realidad y ésta sea la materia prima de su ser, su quehacer y el discurso cotidiano que la posiciona (aún) en la sociedad que vertiginosamente se va volviendo  líquida. De esta manera, los pastores serán más cercanos a los sentires del pueblo, a sus catolicismos que hoy rebasan  lo formal, lo oficial no de forma arbitraria y sino simbólica y corpórea. La  realidad hoy cambia y nos lleva a revolucionar en la Iglesia. En los lenguajes, sentires, formas y demás expresiones que comunican el Evangelio.

MÁS LETAL que el Covid y demasiado frecuente en nuestro mundo y ahora más con crisis económica que a todos nos toca soportar, pero la buena noticia es que se puede curar fácilmente y sobre todo prevenir con la vacuna contra la indiferencia. ¿Conoce usted esta enfermedad? de mientras a mí no me toque, o el trastorno de no podemos hacer nada, o bien el síndrome de yo no me haría ilusiones. Pues se trata de una verdadera pandemia de indiferencia más letal que el Covid y demasiado frecuente en nuestro mundo y ahora más con la crisis económica que a todos nos toca soportar. ¡Adelante y a vacunarnos contra la indiferencia! Seguro que conseguiremos disminuir entre todos las barreras y que los pacientes y las familias se encuentren a la hora del diagnóstico y el tratamiento y también las barreras emocionales, que son importantes, además de muy frecuentes. Que Dios nos permita acceder a ésta y las demás vacunas para empezar una campaña intensiva de sensibilidad ante las necesidades de nuestros hermanos y entorno “Papa Francisco”.

ES INAUDITO, enterarse de lo que está sucediendo con la construcción del Tren Maya. A diario aumenta en los juzgados las solicitudes de colectivos en busca de amparos. Pero desafortunadamente, a la misma velocidad con que la gente acude con la esperanza de obtener un amparo, con esa misma velocidad los señores jueces, por diferentes pretextos, ponen trabas. Hasta que son obligados por tribunales colegiados. A regañadientes, se disponen a elaborar los amparos. Hay solicitudes que se han tenido que esperar hasta más de 200 días.

POR OTRA parte, los expertos sostienen que la prioridad debe ser salir de la pandemia y no el Tren Maya o Dos Bocas. El gobierno debe concentrar toda energía en vacunar. No solo es superar la pandemia, también recuperar la economía. La obsesión ideológica de descalificar el pasado ha debilitado el sistema de vacunación. Es momento de acelerar el proceso de vacunación contra el Covid-19, a fin de proteger a los mexicanos de nuevas variantes del virus. Ante la amenaza de una tercera ola de contagios, el gobierno federal anunció que todo el personal médico del Ejército y la Marina-Armada se sumaran a vacunar a la población. Hay cuatro millones de dosis disponibles, afirmó el presidente.

LA SEQUIA ha empezado a causar serios estragos en la ciudad de México. Debemos estar preparados porque no vamos a tardar más de lo que canta un gallo viejo en que los municipios conurbanos: Naucalpan, Atizapán, Huixquilucan, Tlalnepantla, Ecatepec, Izcalli, entre otros sufran del mismo mal: resequedad en las tuberías. Sed en las gargantas. Deshidratación generalizada, etc. Nos informan las personas encargadas que las tres presas integrantes del sistema Cutzamala: Valle de Bravo, Villa Victoria y el Bosque se encuentran en los niveles más bajos de los últimos años, entre un 45 y 55 %. Estos niveles son de alarmar porque todavía no se vislumbra que los aguaceros estén a nuestras puertas con su vivificante frescura. Por lo pronto, a cuidar, escrupulosamente, hasta una gotita de agua. No contar con la comodidad del agua las 24 horas de los 365 días del año, es los peor que nos puede pasar ¿Verdad?  Mientras tanto SI QUEREMOS LA PAZ TRABAJEMOS Y OREMOS POR LA JUSTICIA y hasta la próxima chirigoteada amigos. yorygodman@hotmail.com