ABBOTT  EL GOBERNADOR Y LOS INMIGRANTES. 

El presidente de los Estados Unidos de Norteamérica Biden había anunciado el 1 de abril del 2022 que podría dejar sin efecto en el mes de mayo una medida tomada por su antecesor Donald John Trump conocida como Título 42 una orden de salud pública que permitió la expulsión de más de 1.7 millones de inmigrantes sin escuchar sus solicitudes de asilo. 

Ante esto el Gobernador de Texas Greg Abbott anuncio el 06 de abril del presente año que transportaría los inmigrantes indocumentados de diversas nacionalidades  a Washington D.C. los cuales según un funcionario podrían llegar a ser hasta en 900 autobuses de pasajeros, dijo el que estaba harto que el gobierno federal liberará inmigrantes indocumentados  en los pequeños pueblos de Texas, comunidades que “eran abrumadas por hordas de inmigrantes ilegales y que planeaba dejarlos cerca o sino en los escalones del Capitolio”, donde la administración de Biden podrá abordar de manera más inmediata las necesidades de las personas a las que les  permite cruzar nuestra frontera concluyo Greg Abbot . 

Es una medida de protesta, en tiempos de su tercera  reelección para el cargo de Gobernador, también intensifico las inspecciones de seguridad de vehículos provenientes de México, amplio el cerco o barreras  fronterizas, movilizo policías estatales y tropas de la Guardia Nacional para  lo que él llama una “Operación Estrella Solitaria”,  ha permitido que agentes estatales formulen los cargos hacia los inmigrantes indocumentados de “allanamiento de la propiedad privada ” dijo Texas no debería que soportar la carga del fracaso de Biden  para asegurar nuestra frontera. 

El jueves 8 de abril llegó un segundo autobús con inmigrantes indocumentados y es seguro que continuaran llegando más, ¿Cuánto será el costo de estos traslados? 

Lo dicho al parecer produjo un contagio en el Gobernador de Florida Ron DeSantis quien dijo que también había pensado en enviar inmigrantes ilegales a Delaware    

Lo cierto es que las autoridades federales se encuentran ahora procesando a los inmigrantes indocumentados y los están poniendo en libertad mientras se analizan sus casos, por el momento se les permite desplazarse por el país hasta la resolución de sus causas; caridades católicas les han brindado asistencia, asesorías y logística, quizás queriéndoles hacer un mal le estén haciendo un bien, el tiempo lo dirá. 

Será que realmente el presidente Biden planea como dice el gobernador Abbott una política de “Fronteras abiertas” o sólo es parte de su campaña, reeleccionista usted tiene la palabra.  

Juan Carlos Valderrama.  

amimaneraproducciones@gmail.com