LENGUAJE MACHISTA, ENEMIGO SILENCIOSO QUE FRENA EL DESARROLLO Y AUTOCONCEPTO DE MUJERES EN TECNOLOGIA

·El equipo de lingüistas de Babbel, la Asociación Mexicana de la Industria de Tecnologías de la Información (AMITI) y la consultora de análisis The Competitive Intelligence Unit (THE CIU), impulsaron un estudio para visibilizar el estado del lenguaje y micromachismos dentro del sector TIC en México.

·El 1er. Sondeo “Visibilizando el lenguaje machista en el sector TIC” contó con la participación de empresas afiliadas a AMITI, academias, instituciones de gobierno en el sector TIC y organizaciones a nivel nacional.

·"Te pones bonita para recibir al cliente", “Solo una mujer fea se va a estudiar una ingeniería”, “¿Te piensas volver a embarazar?”, “Ya llegó la documentadora” son algunas de las frases más comunes en el sector (Ver anexo de frases completas)

Con el objetivo de promover el desarrollo y una mayor participación de mujeres en la industria tecnológica, la Asociación Mexicana de la Industria de Tecnologías de la Información, quien integra a las empresas de TI que impulsan la transformación digital del país; en alianza con la consultora The Competitive Intelligence Unit y el equipo de lingüistas de Babbel, la plataforma premium de aprendizaje de idiomas online, presentan los resultados de su 1er. Sondeo en México para visibilizar el lenguaje machista que se ha justificado y normalizado en el sector de las Tecnologías de la información y comunicación.

 

A partir de esta iniciativa, se buscará iniciar con acciones que ayuden a sensibilizar y generar un cambio profundo de mentalidad en los entornos de trabajo, combatir desigualdades, eliminar violencias y abusos que afectan a niñas, jóvenes y mujeres interesadas en desarrollarse en las áreas de ciencia y tecnología en México. 

 

El lenguaje, poderosa herramienta de cambio

El idioma nos permite comunicarnos y entender nuestras carencias, problemáticas e ideales como sociedad en la construcción de un mundo más justo. Por lo tanto, el lenguaje es clave en la conceptualización propia de niñas, jóvenes y mujeres si se busca generar un mayor interés, participación y desarrollo de carrera en el sector TIC y áreas de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas o STEM (por sus siglas en inglés: Science, Technology, Engineering and Mathematics). De acuerdo con el IMCO (Instituto Mexicano de la Competitividad), tan solo el 13.5% de las mujeres perfilan estudios en estas áreas.

 

Babbel, la plataforma premium de aprendizaje de idiomas, entiende el poder del lenguaje como herramienta para fomentar la equidad, inclusión y diversidad. Además, considera que es su responsabilidad como empresa crear contenidos que reflejen los valores que la compañía defiende y asegurarse de que la gente se vea representada en ellos. 

 

Para garantizar que el contenido de los idiomas que enseña en su plataforma estén en consonancia con los valores de la empresa, se han elaborado directrices de contenido y un glosario detallado sobre Diversidad, Equidad e Inclusión las cuales sirven como punto de referencia para la creación de todos los programas de enseñanza.

 

“El lenguaje, bromas y expresiones en el sector de tecnología, dominado por hombres durante mucho tiempo, es un gran reto hacia la inclusión. El lenguaje es tan poderoso que los sesgos subconscientes y juicios que se han heredado de generación en generación sobre el papel de las mujeres en la industria resultan difíciles de modificar, más no imposibles. Es necesario estar abiertos al cambio, a más espacios de diálogo y entendimiento, así como a un ejercicio de autoconciencia para trabajar en el lenguaje inclusivo cotidiano como una nueva “soft skill” de profesionistas y organizaciones exitosas”,comentó Paula Fernández, Lingüista Senior de Babbel. 

 

Y ¿Por qué preocupan los micromachismos?

En México, el español está cargado de esta tendencia, el 64.6% de mexicanas en el sector TIC han vivido o presenciado situaciones de machismo en su entorno laboral. 

 

Machismo, proveniente del vocablo 'macho', del latín 'masculus' (varón-hombre), seguido por el sufijo 'ismo' denota preferencia. Los micromachismos[1] son, pues, actitudes sutiles e imperceptibles de violencia de género que se desarrollan en la cotidianidad e invisibilizan a las mujeres en sus capacidades intelectuales, roles, liderazgo y toma de decisiones. Refuerzan la postura que considera al hombre superior a la mujer ya sea en actitudes, frases, expresiones, gestos y comportamientos que violentan injustamente la dignidad de la mujer en comparación con el varón. 

 

Este fenómeno lingüístico también es conocido como “violencia de baja intensidad”. Por lo mismo, al no ser catalogados como una forma de violencia directa, es difícil detectarlos y frenarlos. Un estudio recientemente realizado por la revista Psychology of Women Quarterly, confirmó que las actitudes de violencia pasiva o de baja intensidad como los micromachismos en el lenguaje, son igual de dañinas que la violencia directa, por ejemplo, el acoso sexual.

 

La industria TIC quiere un cambio

El 1er. Sondeo “Visibilizando el lenguaje machista en el sector TIC” es una iniciativa de AMITI y su comité de Mujeres en Tecnología (WIT) que recabó el sentir de más de 500 profesionistas pertenecientes a una red nacional de más de 300 empresas asociadas en las diferentes categorías del sector de las tecnologías de la información y comunicación y que suma el expertise de instituciones y organizaciones de inclusión y empoderamiento de mujeres para continuar la sensibilización y capacitación en estos temas, tales como: NETWOMEN Mx, Her Safe Place (HSP Academy) y MAREA Consulting, entre otras.

 

“A pesar de los avances logrados, la equidad de género en el ambiente laboral sigue siendo una meta en la que debemos seguir sumando esfuerzos y nuestro sector tiene una particular responsabilidad. La visión y el trabajo de las mujeres han sido clave en importantes avances tecnológicos a lo largo de la historia y hoy la cultura inclusiva es vital para atraer y retener su talento. Este sondeo visibiliza la urgente necesidad de erradicar expresiones que representan un obstáculo para empoderar el liderazgo femenino en nuestra industria. Esto es muy importante para acelerar la igualdad, impulsar la innovación y crear un cambio positivo para todos”, comentó Jorge Castilla, presidente de la AMITI.

 

Los resultados muestran las expresiones, frases y prácticas que afectan directamente a la mujer en los entornos laborales de la industria y durante su trayectoria de formación, así como el nivel de conocimiento de los hombres respecto a estas problemáticas; así como algunas de las ideas y acciones iniciales para generar un cambio ante este reto.

 

Revelaciones iniciales sobre el estado del lenguaje en el sector TIC

Positivamente el sondeo fue respondido en su mayoría por hombres en las zonas centro, norte y occidente del país con real interés en entender sobre estos temas y generar un mejor clima de trabajo y colaboración. 

 

Los profesionistas en las áreas de ingeniería y especialmente en los sectores de desarrollo de software, instituciones académicas con carreras tecnológicas y empresas de servicios de consultoría de TI, tuvieron una mayor participación. 

 

En cuanto a edad, los segmentos más jóvenes de profesionistas, así como posiciones de entrada como becarios y practicantes respondieron con prontitud, al igual que el segmento de integrantes de la academia. 

 

La percepción femenina

Las mujeres respondientes revelaron frases y expresiones de las que son víctimas, que denigran a la mujer en la oficina, en el trabajo de campo, con clientes y en el deseo por liderar o destacar en proyectos. Esto es una muestra del camino que aún falta por recorrer en cuanto a equidad de género e inclusión. Ver anexo: Frases y expresiones machistas en el sector TIC.

 

Otras formas de expresión que también afectan el entorno laboral y han sufrido las mujeres en el sector son actitudes y lenguaje corporal de rechazo, como ignorar comentarios, anular opiniones o presencia, hablar en doble sentido, miradas inapropiadas, mensajes de texto vulgares o propuestas de tipo sexuales, así como alianzas entre colegas de trabajo para bloquear crecimiento.

 

Más del 75% de nuestras encuestadas reporta haber vivido al menos 1 vez situaciones de micromachismos en el trabajo siendo el mansplaning - menospreciar o subestimar la comprensión de una mujer sobre un tema -, manterrupting -interrumpir a una mujer- y bropiating - llevarse el crédito de un logro generado por una mujer - las más frecuentes.

 

Ante estas situaciones, el sondeo arroja el detalle de las principales barreras que están frenando a las mujeres a participar en entornos más competitivos y de liderazgo en el sector TIC en México, que además de los usos y costumbres, incluyen la poca flexibilidad en esquemas de trabajo para conciliar la vida personal, hombres dominando áreas clave en la empresa (finanzas, legal, comercial), mecanismos de ascenso pensados por y para hombres, imposición, estereotipos familiares y hasta el mismo “síndrome de la impostora”[2].

 

Tristemente, la variedad y cantidad de situaciones negativas que han sufrido las mujeres en el sector es cotidiano en los entornos de trabajo. El lenguaje normalizado de burlas y expresiones de desaprobación, seguido por acoso/comentarios inapropiados, disparidad salarial y bloqueo en el crecimiento de carrera son los principales reclamos. Llama la atención que las insinuaciones sexuales tienen un porcentaje representativo en la muestra y son la oficina, el trabajo en sitio y organismos de vinculación[3] en donde más ocurren.

 

Entre las situaciones que han hecho sentir más desanimadas, vulneradas o amenazadas a las mujeres en sus lugares de trabajo se encuentran el poco reconocimiento que reciben, la falta de empatía de superiores y gerentes a la vida personal y el nulo crecimiento profesional o bloqueos para aspirar hacia el liderazgo. La carga de trabajo no deja de ser un factor relevante.

 

Respecto a la etapa de formación y educación, el apoyo, motivación e influencia positiva para formarse en una carrera en áreas de TI  STEM principalmente se debe a “role models” en el ámbito académico (sin distinción de género), a la familia directa y a amistades cercanas. Curiosamente la pareja es el último de los promotores en la lista.

 

Sin embargo, algunas de las perspectivas para comenzar a cambiar esta situación se encuentran dentro del trabajo en la academia, como, por ejemplo, mejorar el enfoque inclusivo en la especialización TIC desde los programas de estudio, los formatos y visibilizar un mayor número de mujeres desde la educación superior. Adicionalmente, se puntualizan revisar procesos y sesgos de Recursos Humanos, como entrevistas de trabajo donde se cuestiona vida amorosa/familiar para poder asumir alguna responsabilidad o puesto e impulsar más movimientos de networking para mujeres tanto dentro como fuera de la empresa para desarrollar capacidades específicas.

 

Femgineering, por ejemplo, es una Comunidad de Práctica (CoP) en Babbel. Su misión, como comunidad centrada en las mujeres, es apoyar y mejorar el papel y el alcance de las mujeres en la tecnología. En 2017, algunas mujeres del departamento de ingeniería de Babbel pensaron en unir sus cabezas y sus ideas para hacer frente a las situaciones que encontraron, buscando hacer algo constructivo al respecto. Poco se imaginaban que estas primeras reuniones evolucionarían hasta su forma actual.

 

Hombres, con deseos de entender y aprender

Según los datos arrojados, los hombres en el sector TIC, actualmente se sienten cómodos al abordar o hablar temas de equidad de género en el entorno laboral. Sin embargo, casi el 50% de los encuestados no conocía el concepto real de micromachismos ni los términos para describir prácticas específicas que suceden en el sector.

 

Al preguntar sobre situaciones de micromachismo que han presenciado en su vida laboral el mansplaining -menospreciar o subestimar la comprensión de una mujer sobre un tema-, es mencionado como ¨solo ocasional¨. Mientras que el manterrupting -interrumpir a una mujer-, es prácticamente inexistente y el gaslighting -hacer creer a una mujer que está loca por sus decisiones o comentarios- y el bropiating -llevarse el crédito de un logro generado por una mujer-, figuran como prácticas que casi nunca suceden o casi no han visto.

 

A partir de explicar con claridad los significados de estos micromachismos, los hombres están dispuestos a detener estas situaciones activamente y visibilizar estas prácticas la próxima vez que sucedan en el entorno de trabajo.

 

“A través del lenguaje nos comunicamos, demostramos nuestra educación y el rol que queremos desempeñar. Todos buscamos un lugar más justo y equitativo en lo individual, para nuestras familias y para la comunidad, por lo que hoy en día ya no es aceptable una forma de expresión que tenga por finalidad denigrar, humillar o simplemente hacer sentir mal a alguien. La industria TI debe trabajar en la construcción de un nuevo lenguaje propio basado en el respeto. Estamos felices de ver la respuesta e interés en estos temas para continuar generando iniciativas hacia el futuro.” comentó Mariana Pérez-Vargas, consejera de AMITI y Mentora del Comité de Mujeres en Tecnología (AMITI - WIT).

 

Acciones y actores clave: Liderazgo, alta dirección y comités de diversidad.

Para cambiar el entorno y favorecer no solo el crecimiento de las mujeres en el sector, sino también el respeto y trato igualitario, más del 50% de las encuestadas considera que el cambio en las empresas y organizaciones del sector TIC debe iniciar por una reflexión individual de voluntad. Sin embargo, la expectativa es que las propias mujeres en posiciones de liderazgo sean quienes den el primer paso de la mano de los líderes y la alta dirección, seguidos por la gerencia y mandos intermedios para promover la sensibilización. 

 

En el caso de los hombres, coincide con la autorreflexión seguida por los líderes de la organización y comités de diversidad e inclusión en las empresas para asumir la responsabilidad.

 

De forma muy positiva, poco más de la mitad de los hombres encuestados en el sector TIC están más receptivos a reflexionar sobre malas prácticas, escuchar, cambiar manifestaciones machistas y detener situaciones en el momento para evitar que sigan pasando.

 

“El micromachismo es una realidad en nuestro sector, tal que 2 de cada 3 mujeres ha sufrido alguna forma de esta violencia en su entorno laboral. Esto no solo se ve reflejado por medio de una violencia directa, como lenguaje y expresiones machistas (22%), acoso o comentarios inapropiados (22%) o abuso de poder (12%), adicionalmente permea a oportunidades económicas y de desarrollo de las mujeres, como la brecha salarial (16%) o crecimiento de carrera (13%), según indican las respuestas de los participantes. Modificar esta anticuada y lamentable cultura no solo se verá reflejado en un ambiente más justo y pleno dentro del sector, sino que favorecerá el desarrollo de la Industria en el país”, comentó Ernesto Piedras Feria, CEO de The Competitive Intelligence Unit.

 

CONCLUSIONES DEL ESTUDIO

El sector debe trabajar en la transformación del lenguaje cotidiano y en la sensibilización de conceptos hacia una industria TIC mejor representada y colaborativa hacia el futuro. Los resultados exigen inmediatamente a los sectores de educación, líderes, alta dirección y gerentes un primer paso de compromiso para revisar planes de estudio, políticas, procesos y estilos de liderazgo que favorezcan por igual. 

 

Hoy más que nunca, el sector debe ser uno de los catalizadores de unión y de inclusión a través de foros, webinars, guías prácticas, conversatorios y capacitación para ayudar en esta urgente transformación.

 

Únete a la conversación en redes sociales con el hashtag #NoSonFormas y acércate a la información, recursos y actividades de AMITI-WIT en https://amiti.org.mx/esas-no-son-formas/

 

###

 

NOTAS: Los resultados del sondeo fueron las respuestas de más de 500 profesionales hombres y mujeres del sector de las Tecnologías de la información entre los 18 y 65 años, a nivel nacional en empresas asociadas a la AMITI, así como de alianzas que incluyen universidades, entidades de gobierno, regulación de TI y organizaciones sin fines de lucro que impulsan la inclusión y participación de más mujeres en ciencia y la tecnología (STEM) a través de encuesta simple y anónima.

 

Sobre AMITI

La Asociación Mexicana de la Industria de Tecnologías de Información es un organismo que conjunta a los sectores de Hardware, Software, Integradores, Consultores, Proveedores de Servicios y Canales de Distribución. Fue fundada en 1985 y cuenta con convenios de colaboración y relaciones con Universidades, Embajadas, Dependencias de Gobierno, Asociaciones y Cámaras, así como con otras instituciones y organismos para cerca de 300 socios. Impulsa temas de políticas públicas, desarrollo de mercado, capital humano, seguridad, innovación y nuevas tecnologías. www.amiti.org.mx 

 

Sobre Babbel

Babbel desarrolla y opera un ecosistema de experiencias de aprendizaje de idiomas on line interconectados y está impulsado por el propósito de crear un entendimiento mutuo a través del lenguaje. Esto significa crear productos que ayuden a las personas a conectarse y comunicarse entre culturas. Los productos Babbel App, Babbel Live, Babbel Podcasts y Babbel for Business se centran en utilizar un nuevo lenguaje en el mundo real, en situaciones reales, con personas reales. Y este método funciona: estudios realizados por lingüistas de instituciones como la Universidad Estatal de Michigan, la Universidad de Yale y la Universidad de la Ciudad de Nueva York demostraron la eficacia de los métodos de aprendizaje de idiomas de Babbel. La clave es una mezcla de humanidad y tecnología. Babbel ofrece más de 60.000 lecciones en 15 idiomas, elaboradas por más de 180 expertos en didáctica, analizando continuamente los comportamientos de los usuarios para dar forma y modificar la experiencia del alumno. Esto da como resultado una adaptación constante de contenido interactivo con clases en vivo, juegos, podcasts y videos que facilitan la comprensión de un nuevo idioma, desde el español hasta el indonesio. Porque Babbel es para todos, su equipo es tan diverso como su contenido. Desde su sede en Berlín y su oficina de EE. UU. En Nueva York, 750 personas de más de 65 nacionalidades representan los antecedentes, características y perspectivas que hacen que todos los seres humanos sean únicos. Babbel vendió más de 10 millones de suscripciones creando una verdadera conexión con los usuarios. https://www.babbel.com/

 

Sobre The Competitive Intelligence Unit

The Competitive Intelligence Unit es una firma de consultoría estratégica, dimensionamiento e investigación de mercados con alcance global y especialización en América Latina. Cuenta con amplia experiencia en mercados de comunicaciones (telecomunicaciones y radiodifusión), infraestructura y tecnología. https://www.theciu.com/

 

CONTACTOS DE PRENSA

AMITI  Heidy Obregón. Celular (55) 6802-4849 hobregon@amiti.org.mx

Babbel - Sandra LopezAguado. Móvil: 5527281068 sandra@gruposi.mx

 

 

[1] Principales micromachismos: 

•        Mansplaining - o ¨machoexplicación¨

•        Gaslighting - hacerle creer a una mujer, de forma sutil, que está loca.

•        Manterrupting - Interrupción totalmente innecesaria de un hombre en el discurso a una mujer.

•        Bropiating - cuando una mujer propone una idea sin ser tomada en consideración, hasta que un hombre propone la misma idea y es reconocido por la iniciativa.

 

[2] Fenómeno en el cual las personas exitosas son incapaces de asimilar sus logros. Principalmente se da en mujeres que dudan de sí mismas y su potencial ya sea profesional o personal para crecer, postularse, desarrollar carrera, hablar, etc.

[3] Representan entidades de gobierno y regulación, cámaras y asociaciones.