AMIGOS: 

Es inaceptable que, por un lado, las autoridades recomienden el uso razonable del vital líquido. Por otro lado, las mismas autoridades permiten que el 40% del agua que llega a la CDMX se vaya por el caño por fugas en vías públicas y en domicilios. Escenas muy lamentables ofreció la TV en días pasados: Rupturas de grandes dimensiones de caños. Convirtieron en arroyos las calles, durante días, en Coyoacán. Fue tal la cantidad de agua desperdiciada por m3, que hasta enormes socavones provocó. Esto sucedía cuando el nivel de las presas abastecedoras del vital líquido estaba -50% de su capacidad. 

EN REPETIDAS fechas y en distintos sitios se han efectuado manifestaciones de protestas. De padres de niños con diversos tipos de cáncer, por total escasez de los medicamentos que necesitan sus hijos. Esta falta de medicamentos oncológicos ha sido demandada desde hace más de dos años. A pesar de haber sido prometidos. La realidad es que, a las autoridades de salud les ha valido. Esperamos que el plantón que impidió el paso de automóviles a la Terminal 1 del Aeropuerto Benito Juárez, realizado el pasado jueves 1 de julio, durante el cual los demandantes tuvieron oportunidad de entrevistarse con las autoridades. Por fortuna llegaron a un acuerdo. Nuestro mayor deseo, es que en esta ocasión sí les cumplan a los niños con cáncer. Que ya no sea necesarias otras marchas. A fuer de ser sinceros, nunca debió haber marcha alguna por este motivo. 

“CONTRA el pueblo muy cabrones, contra el narco maricones”. Esto se lee en una pancarta de una de tantas marchas que a diario se realizan en nuestro país. La reproduzco en mi columna por considerarla el slogan que, en nueve palabras, refleja la realidad que vive México, desde hace tres años. Quiera el cielo que, algún día de los 39 meses que faltan de esta administración, se lean cosas más bonitas. 

“QUIÉN ES QUIEN EN LAS MENTIRAS”. El presidente comento, el jueves 1 julio que esta nueva sección no busca estigmatizar a periodistas sino a las mentiras: “Está fuera de todos los estándares democráticos. Carmen Aristegui comentó que este ejercicio del mandatario es un absoluto despropósito. Es un absoluto despropósito que se erija la presidencia de México como la poseedora de la verdad y que se atreva hacer un ejercicio de esta naturaleza. Esto no significa para nada que los periodistas no seamos objeto de críticas y de observación por parte de la sociedad en su conjunto”, expresó Aristegui. Y agregó que el ejercicio por parte de López Obrador de decir “el que tiene la verdad soy yo” está fuera de lugar y de todos los estándares democráticos. La periodista mexicana admitió que desde luego existe información falsa en el periodismo mexicano, pero que la Presidencia de la República se autodenomine como poseedora de la verdad es absurdo e inaceptable por su esencia.  Mientras tanto SI QUEREMOS LA PAZ TRABAJEMOS Y OREMOS POR LA JUSTICIA y hasta la próxima chirigoteada amigos: yorygodman@hotmail.com