AMIGOS:

Estoy seguro de que no faltarán quienes me tilden de pesimista. Lo acepto, pero lo que deseo que a todos nos quede muy claro es que, estamos en manos de la peor gente. Aunque, a decir verdad, no faltan algunas personas tan buenas, como las mejores de producción nacional. Lo que a continuación digo, referente a Mario Delgado, líder nacional de Morena, comprueba contundentemente mi aseveración anterior. Nos enteramos del SOS de Mario Delgado a las 14:30 horas del pasado jueves 27 por medio de WhatsApp de Alejandro Rojas Díaz que incluía el video en el que el líder nacional de Morena denunciaba: “Acabamos de ser detenidos por una camioneta con armas largas, se nos cerraron y nos apuntaron. Estamos en Matamoros. Así está la situación en Tamaulipas”.

MARIO narraba: “(…) Pedimos apoyo a la Guardia Nacional. Vamos rumbo a Reynosa. Venimos con la senadora Lupita Covarrubias, con Adriana Lozano. Aquí está el diputado Erasmo González. Ojalá una explicación de lo que acaba de ocurrir”. No perdió la oportunidad de capitalizar la “agresión“.

EL GOBIERNO ESTATAL reaccionó de inmediato. Pidió a Delgado denuncie ante la fiscalía general o de la República o ante la local. Para que se investigue. Lorenzo Córdova, consejero presidente del INE le dio crédito a la versión del presidente de Morena. “Toda forma de violencia es inaceptable en una democracia porque es contra la lógica de convivencia tolerante…Toda mi solidaridad a Mario Delgado por agresión sufrida…”. Cabe recordar que Mario es uno de los morenistas que más agredió a Córdova cuando el escándalo de la candidatura de Félix Salgado. El que no le dio crédito fue Ricardo Bours, ex candidato de MC que declinó en Sonora a favor de Borrego Gándara. Subió a redes un mensaje en el que aseguró que es un “montaje”. El gobernador García Cabeza de Vaca de plano lo desmintió hacia las nueve de la noche. En una llamada a la secretaria Sánchez Cordero aseguró. “No hubo armas largas en el incidente”. La versión de los policías de Seguridad Pública local que cuidaban de incognito a Mario y su comitiva, junto con la Marina también desmintieron la versión morenista. “Personas afines a Leticia Sánchez Guillermo fueron las que se emparejaron a lanzar consignas, no personas armadas. No mienta”, dijeron en redes sociales. Sánchez Guillermo es la diputada morenista que el día del incidente encabezó las protestas contra Delgado en Matamoros. Dice que vendió las candidaturas.  Javier Lozano, vocero nacional del gobernador, no se anduvo por las ramas. Puso en las redes un fuerte mensaje: “Con esta durísima realidad, ¿Cómo se atreve el farsante de Mario Delgado a armar un burdo montaje de que su vida está en peligro? Vete mucho al carajo”.  Mientras tanto SI QUEREMOS LA PAZ TRABAJEMOS Y OREMOS POR LA JUSTICIA y hasta la próxima chirigoteada amigos. yorygodman@hotmail.com