AMIGOS 

Creo que es momento de preguntarnos: ¿Qué tan sanos o enfermos estamos en nuestras familias, con nuestros vecinos y, en nuestras diversas actividades cotidianas indispensables?  ¿Cómo van nuestras relaciones con las instituciones bancarias, con las dependencias de gobiernos? Estoy convencido que aunque usted no lo crea, contestar satisfactoriamente a estas cuantas preguntas, revelarán que la pandemia a causa del Covid-19, ni la constante angustia en la que hemos vivido por casi tres largos años, no han sido capaces de alterar nuestra buena actitud. La amenaza cuelga sobre el pueblo mexicano de que así será, mínimo hasta el 2024. Ya veremos. 

LA AMBICIÓN desenfrenada de los desarrolladores y la corrupción imperante en autoridades estatales y municipales, principalmente, provocan que, año con año las lluvias ocasionen: pérdidas de vidas humanas. Lo más valioso e irreparable. Pérdidas materiales incuantificables. Familias enteras, en cuestión de minutos han perdido, no solo enseres, sino hasta sus propias casas. En la mayoría de casos representa la pérdida total del patrimonio familiar.     

LA DESBOCADA voracidad de los desarrolladores es una de las causales de las inundaciones, construyen casas, condominios sobre suelos inapropiados . Esta es la historia muy corta de las inundaciones en Naucalpan, Atizapán, Tlalnepantla y todos los municipios, con o sin inundaciones. Esta es la razón de que las alcaldías sean tan peleadas. 

SOY PACIFISTA. No voy a cambiar: "Abrazos no balazos", seguirá esta misma estrategia. Muy bien: señor presidente. Pero qué nos aconseja usted que hagamos para ver, por lo menos, un abrazo porque las constantes balaceras ya lograron aturdirnos completamente. En cambio, los dichosos abrazos en ningún lugar ni en ningún momento se ven ni para remedio urgente de niños con cáncer. Las balaceras han causado en los más  recientes 10 años, cientos de miles de cadáveres. Y se habla actualmente de por lo menos 100 ajusticiados cada día. Entre estos; niñas, niños, jóvenes y adultos. Dicho de otro modo: 181 asesinatos por cada 100 mil habitantes. Y, cero abrazos... sin comentarios.  Mientras tanto SI QUEREMOS LA PAZ TRABAJEMOS Y OREMOS POR LA JUSTICIA y hasta la próxima chirigoteada amigos: yorygodman@hotmail.com